Acerca de la iniciativa

Icono de un grupo de tres mujeres.

Antecedentes

Una mujer embarazada haciéndose una ecografía.Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el 36,5 % de las mujeres estadounidenses de entre 20 y 39 años tiene obesidad, definida como un índice de masa corporal (IMC) superior a 30.1

La obesidad se asocia con mayores riesgos para la mujer (durante el embarazo, el trabajo de parto y el parto), para el feto (en el útero) y, a largo plazo, para el niño. Algunos riesgos para la mujer incluyen preeclampsia, diabetes gestacional y coágulos sanguíneos, como también ruptura de heridas durante el parto. Las mujeres embarazadas de talla grande también tienen más probabilidades de requerir un parto por cesárea. Sus hijos tienen un mayor riesgo de algunos defectos congénitos, síndrome metabólico, asma y trastornos del desarrollo.

Por estos motivos, los embarazos de talla grande requieren un seguimiento cercano y una comunicación efectiva y respetuosa entre las mujeres y los proveedores de servicios de salud, que las tratan como socios. Sin embargo, las investigaciones muestran que muchos proveedores de servicios de salud pueden tener un sesgo implícito contra las mujeres de talla grande. Las investigaciones también muestran que este sesgo puede ocasionar demoras en el diagnóstico y el tratamiento por parte de los proveedores que pasan menos tiempo y desarrollan un vínculo menos estrecho con las mujeres de talla grande. Además, las mujeres embarazadas de talla grande pueden sentirse estigmatizadas por sus proveedores y pueden retrasar o renunciar al cuidado.

Icono de dos burbujas de diálogo.

Iniciativa Embarazo para todas las tallas

La iniciativa Embarazo para todas las tallas educa a las mujeres de talla grande y a sus proveedores de servicios de salud sobre la importancia de las conversaciones abiertas y sin prejuicios sobre el peso al hacer planes para un embarazo saludable.

La iniciativa hace hincapié en que las mujeres embarazadas de talla grande y sus obstetras son socios en embarazos saludables. Al trabajar con tu proveedor para elaborar un plan de embarazo, las mujeres embarazadas de talla grande pueden tomar medidas específicas para lograr el mejor resultado posible del embarazo. La iniciativa también tiene como objetivo aumentar la conciencia de los proveedores sobre los prejuicios inconscientes sobre las personas de talla grande y las directrices y recursos actuales del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos para proporcionar cuidado a las mujeres embarazadas de talla grande.

Embarazo para todas las tallas hace hincapié en que el IMC es solo un componente en un plan integral de embarazo saludable, tan importante como la salud pasada y actual, el historial familiar, el estilo de vida y otros factores. La iniciativa tiene como objetivo recordar a los proveedores que trabajar juntos significa ser respetuoso y tener en cuenta a la persona en tu totalidad, y recordar a las mujeres embarazadas que un embarazo saludable es posible en cualquier talla.

Icono de un libro.

Citas

  1. Hales, C. M., Carroll, M. D., Fryar, C. D., & Ogden, C. L. (2017). Prevalence of obesity among adults and youth: United States, 2015–2016. NCHS Data Brief, 288. Retrieved April 1, 2019, from https://www.cdc.gov/nchs/products/databriefs/db288.htm en el contenido de Inglés
top of pageBACK TO TOP