Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

¿Cuáles son los síntomas de la menopausia?

La perimenopausia comienza con un cambio en el ciclo menstrual de una mujer. Durante la perimenopausia, los períodos de una mujer pueden ser irregulares, es decir, pueden durar más o menos tiempo y ser más leves o más abundantes que de costumbre. Si bien estos cambios son esperables, las mujeres deben consultar a un médico si tienen sangrado abundante, períodos muy cercanos entre sí, manchado o períodos que duran más de una semana.

Un síntoma común de la menopausia es la aparición de sofocos o calores repentinos. Los sofocos se deben a cambios en los niveles de estrógenos en el cuerpo de una mujer.1 Un sofoco consiste en una súbita sensación de calor que puede incluir enrojecimiento del rostro y el cuello, manchas rojas en el pecho y los brazos y sudor seguido de escalofríos. Un sofoco puede durar de 30 segundos a 10 minutos.

Durante la menopausia, muchas mujeres tienen sequedad vaginal, lo que puede tornar incómodas las relaciones sexuales y provocar infecciones vaginales Inglés Content o del tracto urinario. Además, los músculos de la vejiga pueden debilitarse, lo que podría provocar la pérdida de orina al estornudar, toser, reír o correr. Este problema se llama incontinencia urinaria.

Algunas mujeres comienzan a tener menos interés en el sexo, en tanto otras descubren que disfrutan más del sexo durante los años cercanos a la menopausia. Es importante mencionar que durante la perimenopausia la mujer todavía puede quedar embarazada, por lo que debe tomar medidas anticonceptivas adecuadas. La menopausia tampoco modifica el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual Inglés Content (STD por sus siglas en inglés).
Además, a las mujeres menopáusicas a veces les cuesta dormir bien por la noche. Ya sea que el sueño se vea afectado debido a los sudores nocturnos o a otros motivos, la falta de sueño a largo plazo puede provocar fatiga, pérdida de energía y problemas con la memoria.2

Los cambios de humor, como la irritabilidad o la ansiedad, pueden ocurrir cuando la mujer pasa por la menopausia. Estos síntomas pueden deberse a cambios en las hormonas o a factores vinculados al estilo de vida, como cuidar a los padres ancianos, lo que suele darse en esta etapa de la vida de una mujer.

También ocurren otros cambios físicos que pueden llevar a la mujer a correr riesgo de tener osteoporosis y enfermedades cardíacas. La pérdida de estrógeno hace que la mujer pierda densidad ósea, una enfermedad llamada osteoporosis. Esto puede debilitar los huesos y hacerlos más propensos a quebrase.

Después de la menopausia pueden desarrollarse enfermedades cardíacas debido a la pérdida de estrógenos o a otros problemas relacionados con el envejecimiento normal. El aumento de peso, la presión arterial alta y la diabetes hacen que el corazón se esfuerce más, lo que puede aumentar el riesgo de tener un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.1


  1. MedlinePlus. (2011). Menopause. Obtenido el 13 de junio de 2012 de http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000894.htm Inglés Content [arriba]
  2. Comité de Investigación y Medicina del Sueño, Consejo de Políticas de Ciencias de la Salud (2006). Extent and health consequences of chronic sleep loss and sleep disorders. En Colten, H. R., & Altevogt, B. M. (Eds.), Sleep disorders and sleep deprivation: An unmet public health problem (page 55). Washington, DC: The National Academies Press. [arriba]

Compartir: Facebook Pinterest Twitter Digg Gmail Addthis

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM