Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

¿Cuáles son los tratamientos para una lesión de la médula espinal (SCI por sus siglas en inglés)?

Lamentablemente, en este momento no se conocen maneras de revertir el daño en la médula espinal. Sin embargo, los investigadores siguen trabajando en busca de nuevos tratamientos, entre ellos prótesis y medicamentos, que podrían promover la regeneración de las células nerviosas o mejorar la función de los nervios que aún quedan luego de la SCI.

El tratamiento de la SCI actualmente se centra en prevenir un daño mayor y en empoderar a las personas con SCI para que puedan retornar a una vida activa y productiva.

En el lugar del incidente

Una rápida atención médica es esencial para minimizar los efectos del traumatismo en la cabeza, el cuello y la espalda. Por lo tanto, el tratamiento para una SCI suele comenzar en el lugar donde ocurrió la lesión.

El personal de emergencia suele:

  • Inmovilizar la columna tan delicada y rápidamente como sea posible, usando un collar cervical rígido y una camilla rígida.
  • Utilizar una camilla rígida para transportar al paciente al hospital

En la sala de emergencia

Una vez que el paciente se encuentra en el hospital, los profesionales de la salud se centran en:

  • Mantener la capacidad de la persona para respirar
  • Inmovilizar el cuello para evitar más daño en la médula espinal

Los profesionales de la salud pueden tratar una lesión aguda mediante:

  • Cirugía. Los médicos podrían realizar una cirugía para extraer el fluido o tejido que comprime la médula espinal (laminectomía descompresiva); remover fragmentos de hueso, fragmentos de disco u objetos extraños; fusionar los huesos de la columna fracturados; o colocar soportes para la columna.1
  • Tracción. Esta técnica estabiliza la columna y la alinea de manera adecuada.
  • Metilprednisolona (Medrol). Si este medicamento esteroide se administra dentro de las 8 horas posteriores a la lesión, algunos pacientes experimentan una mejora. Al parecer, actúa reduciendo el daño en las células nerviosas y disminuyendo la inflamación cerca del lugar de la lesión.
  • Tratamientos experimentales. Los científicos están realizando investigaciones sobre cómo detener la muerte celular, controlar la inflamación y promover la reparación o regeneración de los nervios.2 Véase “¿Hay una cura para la SCI?

Las personas con SCI pueden beneficiarse de la terapia de rehabilitación, como3,4:

  • Fisioterapia, que apunta a fortalecer los músculos y mejorar la movilidad y la comunicación
  • Uso de dispositivos de asistencia como sillas de ruedas, caminadores y soportes para las piernas
  • Uso de dispositivos de comunicación adaptables
  • Terapia ocupacional centrada en las habilidades motoras finas
  • Técnicas para el cuidado personal y el control de la vejiga y los intestinos
  • Estrategias para sobrellevar la espasticidad y el dolor
  • Terapia vocacional para ayudar a las personas a volver al trabajo con el uso de dispositivos de asistencia, de ser necesario
  • Terapia recreativa como deportes o actividades sociales
  • Estrategias mejoradas para hacer ejercicio y llevar una dieta saludable (la obesidad y la diabetes son factores de riesgo potenciales para las personas con SCI)
  • Estimulación eléctrica funcional para ayudar a restablecer la función neuromuscular, la función sensorial o la función autonómica (p. ej., función de la vejiga, intestinal o respiratoria).5

  1. PubMed Health. (2010). Spinal cord trauma. Obtenido el 27 de junio de 2012 de http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0002061/ en el contenido de Inglés [arriba]
  2. Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2012). Spinal cord injury: Hope through research. Obtenido el 22 de mayo de 2012 de http://www.ninds.nih.gov/disorders/sci/detail_sci.htm en el contenido de Inglés [arriba]
  3. Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2012). Spinal cord injury: Hope through research. Obtenido el 22 de mayo de 2012 de http://www.ninds.nih.gov/disorders/sci/detail_sci.htm en el contenido de Inglés[arriba]
  4. Tator, C. H., & Benzel, E. C. (Eds.). (2000). Contemporary management of spinal cord injury: From impact to Rehabilitation, 2nd ed. Rolling Meadows, IL: Asociación Americana de Cirujanos Neurológicos (AANS por sus siglas en inglés) [arriba]
  5. Evans, R. W., Wilberger, J. E., & Bhatia, S. Traumatic disorders. En: Goetz, C. G. (Ed.). (2007). Textbook of clinical neurology (3rd ed.), chap. 51. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier. [arriba]


Compartir: Facebook Pinterest Twitter Digg Gmail Addthis

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM