Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

¿Cuáles son los tratamientos para la preeclampsia, la eclampsia y el síndrome HELLP?

Preeclampsia

La única cura para la preeclampsia es dar a luz al feto. Al tomar decisiones de tratamiento es necesario tener en cuenta la gravedad de la enfermedad y la posibilidad de que la madre tenga complicaciones, cuán adelantado está el embarazo y los riesgos potenciales para el feto. Lo ideal sería que el profesional de la salud minimizara los riesgos para la madre y le diera al feto tanto tiempo como sea posible para madurar antes del parto.

Si el feto llegó a 37 semanas o más, el profesional de la salud en general querrá adelantar el parto para evitar complicaciones adicionales.

Si el feto tuviera menos de 37 semanas, sin embargo, la mujer y el profesional de la salud podrían considerar otras opciones que le den al feto más tiempo para desarrollarse, según la gravedad de la enfermedad. Un profesional de la salud podría considerar las siguientes opciones de tratamiento:

  • Si la preeclampsia es leve, tal vez sea posible esperar para dar a luz al bebé. Para evitar complicaciones adicionales, el profesional de la salud podría indicarle a la madre que haga reposo en la cama (para tratar de disminuir la presión arterial y aumentar el flujo de sangre a la placenta).
  • Será necesario controlar de cerca a la mujer y al feto. Las pruebas que podrían hacerse a la madre incluyen análisis de sangre y orina para ver si la preeclampsia está avanzando (como pruebas para evaluar los recuentos de plaquetas, las enzimas hepáticas, la función renal y los niveles de proteína en la orina). Las pruebas para el feto podrían incluir un ultrasonido, monitoreo del ritmo cardíaco, evaluación del crecimiento fetal y evaluación del líquido amniótico.
  • Podrían utilizarse medicamentos anticonvulsivos como el sulfato de magnesio para evitar las convulsiones.
  • En algunos casos, como cuando hay una preeclampsia grave, la mujer ingresará al hospital para poder controlarla de cerca. El tratamiento en el hospital podría incluir medicamentos intravenosos para controla la presión arterial y evitar las convulsiones u otras complicaciones, así como inyecciones de esteroides para ayudar a acelerar la maduración de los pulmones del feto.

Cuando una mujer tiene preeclampsia grave, el médico probablemente desee que el feto nazca lo antes posible. Si el embarazo ya superó las 34 semanas, suele sugerirse el parto. Si el feto tiene menos de 34 semanas, es probable que el médico le recete corticosteroides para ayudar a acelerar la maduración de los pulmones.1

En algunos casos, el médico podría provocar el parto antes de tiempo, incluso si esto significara probables complicaciones para el bebé, debido al riesgo de que la madre sufra complicaciones graves. Los síntomas de la preeclampsia suelen desaparecer dentro de las 6 semanas del parto.2

Eclampsia

La eclampsia —la aparición de convulsiones en una mujer con preeclampsia— se considera una emergencia médica. Se requiere tratamiento inmediato, en general en un hospital, para detener las convulsiones de la madre; tratar los niveles de presión arterial que son demasiado altos; y dar a luz al bebé.

Podría administrarse sulfato de magnesio (un tipo de mineral) para tratar las convulsiones activas y evitar convulsiones futuras. También podrían administrarse antihipertensivos para bajar la presión arterial.

La única cura para la eclampsia es dar a luz al feto.

Síndrome HELLP

El síndrome HELLP, un tipo especial de preeclampsia grave, puede provocar complicaciones graves en la madre, incluida insuficiencia hepática y muerte, también del feto. El profesional de la salud podría considerar los siguientes tratamientos luego de diagnosticar el síndrome HELLP:

  • Dar a luz al bebé, en especial si el embarazo ya lleva 34 semanas o más
  • Hospitalización, a fin de administrar medicamentos intravenosos para controlar la presión arterial y evitar las convulsiones u otras complicaciones, así como inyecciones de esteroides para ayudar a acelerar la maduración pulmonar del feto.3

  1. March of Dimes. (2010). Your Premature Baby. Obtenido el 11 de julio de 2012 de http://www.marchofdimes.com/baby/premature_indepth.html en el contenido de Inglés Políticas del Sitio Web externo [arriba]
  2. Sibai, B. M. (2012). Hypertension. In S. G. Gabbe, J. R. Niebyl, J. L. Simpson, & M. B. Landon (Eds.), Obstetrics: Normal and problem pregnancies (6th ed.). Philadelphia: Saunders. [arriba]
  3. Haram, K., Svendsen, E., & Abildgaard, U. (2009). The HELLP syndrome: Clinical issues and management. A Review. BMC Pregnancy and Childbirth, 9. doi:10.1186/1471-2393-9-8. Obtenido el 11 de julio de 2012 de http://www.biomedcentral.com/content/pdf/1471-2393-9-8.pdf en el contenido de Inglés Políticas del Sitio Web externo (PDF - 465 KB) [arriba]

Compartir: Facebook Pinterest Twitter Digg Gmail Addthis

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM