Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

Evaluación del recién nacido: Información general

Los programas de evaluación del recién nacido de los Estados Unidos actualmente evalúan a más de 4 millones de bebés por año. Este programa de salud pública ha salvado incontables vidas gracias a la identificación precoz de bebés que, si bien con frecuencia parecen sanos, corren riesgo de desarrollar determinados trastornos. Detectar y tratar a tiempo estos trastornos podría salvar la vida de estos bebés y mejorar la calidad de vida tanto de los niños como de sus familias.

Como parte de la evaluación de rutina, en las primeras 24 a 48 horas de vida se hace a los recién nacidos una pruba simple, mediante un pinchazo en el talón. Se recolectan unas pocas gotas de sangre en una tarjeta de papel de filtro y a partir de esas manchas de sangre seca, los estados realizan evaluaciones de rutina a los recién nacidos para detectar al menos 30 enfermedades congénitas. Los estados también utilizan otros métodos para detectar problemas auditivos y cardiopatías congénitas críticas en los bebés.

Cuando un recién nacido tiene un resultado positivo para una enfermedad, se informa a los padres que el bebé tiene un resultado "fuera de rango" en una de las enfermedades evaluadas. Esto significa que es necesario hacer de inmediato pruebas adicionales para determinar si el bebé tiene efectivamente la enfermedad. En la mayoría de los casos, un resultado fuera de rango no significa que el bebé tenga la enfermedad, como se comprueba tras realizar análisis adicionales.

Sin embargo, si se confirma la enfermedad, los primeros pasos a seguir son derivar al bebé al especialista que corresponda y comenzar el tratamiento.


Compartir: Facebook Pinterest Twitter Digg Gmail Addthis

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM