Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

¿Cómo se diagnostica la intolerancia a la lactosa?

Muchas personas piensan que ellas o sus hijos son intolerantes a la lactosa sin haberse hecho una prueba o tener un diagnóstico.1 Como consecuencia, muchas personas evitan o limitan en gran medida la ingesta de productos lácteos,2 que son ricos en calcio y vitamina D. Estos nutrientes ayudan a desarrollar huesos fuertes. La mayoría de las personas que son intolerantes a la lactosa pueden consumirla en cierta cantidad sin presentar síntomas.

No siempre es fácil saber a partir de los síntomas únicamente si una persona es intolerante a la lactosa o si tiene otra enfermedad.2 Muchos problemas de salud comunes tienen síntomas similares. Por ejemplo, la intolerancia a la lactosa tiene muchos de los mismos síntomas que el síndrome del intestino irritable (IBS por sus siglas en inglés); sin embargo, el IBS también puede causar estreñimiento.

Si se sospecha que una persona tiene intolerancia a la lactosa, se le podría pedir que deje de comer o beber alimentos que contengan lactosa por un período de tiempo breve. Si los síntomas desaparecen, esta información puede ser lo único que el proveedor de cuidado de la salud necesite para dar un diagnóstico.2 Las siguientes pruebas también pueden ayudar a diagnosticar la intolerancia a la lactosa:

  • Prueba de hidrógeno espirado. Para esta prueba, una persona toma una bebida que contiene lactosa. Luego, se mide el nivel de hidrógeno en el aliento a intervalos determinados. El gas hidrógeno se forma cuando la lactosa no se digiere, por lo que tener niveles altos de hidrógeno en el aliento es un signo de que probablemente tenga problemas para digerir la lactosa.1
  • Prueba de intolerancia a la lactosa. Para esta prueba, se toman muestras de sangre antes y después de que una persona tome una bebida que contiene lactosa. Luego, se mide la cantidad de azúcar (glucosa) en la sangre. Si los niveles no cambian, podría sugerir problemas para digerir la lactosa.1 La prueba de hidrógeno espirado es más efectiva que esta prueba.3
  • Prueba de acidez fecal. Esta prueba se usa con bebés y niños pequeños. Se analiza la materia fecal para ver si contiene determinados ácidos que se forman cuando la lactosa no se digiere. La existencia de glucosa en las heces también sugiere problemas para digerir la lactosa.

  1. Suchy, F. J., Brannon, P. M., Carpenter, T. O., Fernandez, J. R., Gilsanz, V., Gould, J. B., et al. (2010). NIH consensus development conference statement: Lactose intolerance and health. NIH Consensus and State-of-the-Science Statements, 27(2), 1–27. PMID 20186234 [arriba]
  2. Asociación Americana de Gastroenterología. (2010). Understanding food allergies and intolerances. Obtenido el 24 de abril de 2012 de http://www.gastro.org/patient-center/diet-medications/food-allergies-fructose-intolerance-and-lactose-intolerance en el contenido de Inglés Políticas del sitio web externo [arriba]
  3. MedlinePlus Encyclopedia. (2010). Lactose intolerance tests. Obtenido el 29 de mayo de 2012 de http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003500.htm en el contenido de Inglés [arriba]


Compartir: Facebook Pinterest Twitter Digg Gmail Addthis

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM