Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

¿Cuáles son las mejores estrategias de alimentación?

Amamantamiento

El amamantamiento o la lactancia es el proceso de alimentar a un bebé con leche humana, ya sea directamente del pecho o con una mamadera con leche extraída del pecho. La leche materna le brinda al bebé calorías, nutrientes y anticuerpos esenciales para protegerse de algunas infecciones.1

Para las mujeres en los Estados Unidos, la Academia Americana de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés) actualmente recomienda lo siguiente1:

  • Los bebés deben alimentarse exclusivamente con leche materna durante los primeros 6 meses de vida. Exclusivamente con leche materna significa que el bebé no recibe ningún líquido o alimento adicional (excepto vitamina D) a menos que el médico lo indique.
  • Luego de los primeros 6 meses y hasta el año, la AAP recomienda que la madre continúe amamantando al bebé y se introduzcan gradualmente alimentos sólidos en la dieta.
  • Luego del año, se puede continuar amamantando si la madre y el bebé así lo desean.

Según la AAP, el amamantamiento reduce en más de un tercio el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS por sus siglas en inglés). También hay una reducción del 15% al 30% en la obesidad adolescente y adulta en bebés amamantados en comparación con los no amamantados.1Investigaciones en el contenido de Inglés apoyadas por el NICHD sugieren que algunos ácidos grasos en la leche materna juegan papeles importantes en el desarrollo del cerebro.2

El amamantamiento también beneficia a la madre:

  • Amamantar ayuda al cuerpo de la mujer a segregar hormonas que hacen que el útero se contraiga y sane. Estas hormonas también posponen el reinicio de la menstruación.
  • El amamantamiento reduce la probabilidad de sufrir depresión posparto, mejora el vínculo entre madre e bebé y genera una sensación de logro y satisfacción.
  • Algunas autoridades creen que las mujeres que amamantan tienen menos riesgo de desarrollar cáncer de mama y útero.

Aproximadamente el 75% de las madres comienzan a amamantar a sus bebés recién nacidos.1 Las madres que desean amamantar deben hablarlo con su médico tanto antes de que nazca el bebé como mientras están en el hospital.1 Visite la sección Amamantamiento: Recursos y publicaciones para buscar información sobre organizaciones que brindan ayuda para el amamantamiento.

Además, el tema de salud Amamantamiento brinda información detallada sobre el amamantamiento y asuntos relacionados. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ofrece una herramienta en línea (http://www.choosemyplate.gov/pregnancy-breastfeeding.html en el contenido de Inglés ) que puede ayudar a las mujeres que están amamantando a asegurarse de tener una nutrición óptima mediante referencias a grupos específicos de alimentos.

¿Cuándo deben introducirse los alimentos sólidos?

La AAP recomienda que la leche materna sea la única fuente de nutrición de los bebés durante un mínimo de 6 meses. Cuando se introducen alimentos sólidos a la dieta del bebé, se debe continuar con la lactancia materna al menos hasta los 12 meses. Se puede continuar amamantando luego de los 12 meses si la madre y el bebé lo desean.3

La AAP ofrece recomendaciones específicas en el contenido de Inglés External Web Site Policy sobre diversos alimentos que debe incluir la dieta de un bebé a partir de los 6 meses, si bien se pueden introducir alimentos sólidos un poco antes.3 La AAP también recomienda limitar los jugos de fruta en las dietas de bebés y niños.4 Se debe tener especial cuidado a la hora de seleccionar y preparar los "bocaditos" (finger foods) que los bebés pueden comer solos con la mano, ya que algunos de estos alimentos podrían hacer que el bebé se asfixie.


  1. Academia Americana de Pediatría (2012). Policy statement: Breastfeeding and the use of human milk. Pediatrics, 129, e827–e841. Obtenido el 27 de abril de 2012 de http://pediatrics.aappublications.org/content/129/3/e827.full.pdf+html en el contenido de Inglés Políticas del Sitio Web externo [arriba]
  2. Birch, E. E., Garfield, S., Hoffman, D. R., Uauy, R., & Birch, D. G. (2000). A randomized controlled trial of early dietary supply of long-chain polyunsaturated fatty acids and mental development in term infants. Developmental Medicine & Child Neurology, 42, 174–181. [arriba]
  3. Academia Americana de Pediatría (2012). Ages & stages: Switching to solid foods. Obtenido el 5 de agosto de 2012 de http://www.healthychildren.org/English/ages-stages/baby/feeding-nutrition/Pages/Switching-To-Solid-Foods.aspx en el contenido de Inglés Políticas del Sitio Web externo [arriba]
  4. Academia Americana de Pediatría (2011). Where we stand: Fruit juices. Obtenido el 5 de agosto de 2012 de http://www.healthychildren.org/English/healthy-living/nutrition/pages/Where-We-Stand-Fruit-Juice.aspx en el contenido de Inglés Políticas del Sitio Web externo [arriba]


Compartir: Facebook Pinterest Twitter Digg Gmail Addthis

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM