Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

Las medidas en cucharadas contribuyen a muchos errores de dosificación en los medicamentos para niños

Los investigadores patrocinados por los NIH recomiendan utilizar solamente medidas en mililitros

Lunes, 6 de octubre de 2014

Escuchar este podcast (MP3 - 7 MB).

Señora Karen Costilo: Según los investigadores financiados por los Institutos Nacionales de la Salud, usar una cucharadita o una cucharada para dar los medicamentos a los niños duplica la probabilidad de que los padres den una dosis incorrecta. Los autores del estudio recomiendan que en lugar de usar cucharaditas o cucharadas, todos los medicamentos líquidos se les den a los niños en mililitros.

Una gran parte del problema es que los padres confunden las cucharas de los medicamentos con las cucharas de la cocina. Muchas personas se confunden entre las dos. Los investigadores han descubierto que se hacen mucho menos errores cuando los padres usan goteros o jeringas calibradas en mililitros para administrar los medicamentos.

Los niños son más sensibles que los adultos a muchos medicamentos, por lo que hasta un pequeño error en la dosificación puede traer consecuencias graves. Todos los años, los Centros de Control de Intoxicación y Envenenamiento reciben más de 10.000 llamadas porque se le administró a un niño la dosis equivocada de un medicamento líquido.

En el estudio se descubrió que cerca del 40% de los padres que participaron en el estudio midieron incorrectamente la dosis que ellos querían dar a sus hijos. Y más del 41% de ellos cometieron un error al medir lo que el médico había recetado.

Desde los Institutos Nacionales de la Salud, soy Karen Costilo, y éste es "Research Developments," un podcast del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por sus siglas en inglés).

Hoy está conmigo el autor del estudio, el Dr. Luis Rodríguez, Jefe del Departamento de Pediatría del Woodhull Medical and Mental Health Center en Brooklyn. El estudio fue patrocinado en parte por el NICHD.

Gracias por acompañarnos hoy, Dr. Rodríguez.

Dr. Luis Rodríguez: Un placer, Karen.

Señora Costilo: Doctor, otros estudios ya han sugerido reemplazar las medidas en cucharadas por medidas en mililitros. ¿Por qué llevó a cabo este estudio?

Dr. Rodríguez: Hay una preocupación en cuanto al número de errores que cometen los padres al dosificar]a] niños con medicamento líquido. Como ha explicado, hay confusión en las medidas entre cucharadas y cucharaditas, y el uso de utensilios de cocina (cucharas de cocina), pues pueden tener diferentes tamaños y diferentes formas que pueden llevar a causar una dosis inadecuada, o alta o baja, al dosificar al niño con cucharadas que no son específicamente dosificadoras.

Señora Costilo: ¿Nos podría contar cómo se llevó a cabo el estudio?

Dr. Rodríguez: El estudio se llevó a cabo usando entrevistas a los padres, y básicamente se midieron dos tipos de errores, errores en los padres cuando querían medir la medicina. Se entrevistaron [a] los padres y se les preguntó haber tenido sus instrucciones después de haberse visto con el médico y recibir su receta, para ver la dosis que los padres nos dijeron que iban a administrar. Entonces hicimos que nos demostraran y midieran la dosis.

El otro error, era el error midiendo la dosis que se había dado en las instrucciones. Entonces se encontró que 40% de los padres estaban cometiendo errores en la dosis del medicamento cuando usaron cucharaditas o cucharas.

Hay una doble probabilidad de cometer un error al usar cucharitas o cucharas, comparando con padres que midieron el medicamento en mililitros. También, padres que usaron cucharas de cocina en un 30%, en vez de usar cucharadas dosificadoras, cometieron errores también, al estar usando utensilios de cocina, en vez de usar cucharadas dosificadoras o goteros.

Señora Costilo: Eso es muy interesante. ¿Cuál es el problema en específico de usar las cucharas de cocina?

Dr. Rodríguez: Tienen diferentes tamaños y no pueden tener la dosis específica. No se sabe qué cantidad puede haber. También, la confusión entre una cucharadita y una cuchara, puede causar una sobredosis o una dosis más baja de magnitud triple. Con una confusión entre cucharada y cucharadita, si hay una sobredosis, hay peligro de efectos secundarios del medicamento que pueden causar daño al cuerpo, al cerebro, inclusive la muerte con una sobredosis. Si se da una dosis baja del medicamento al confundir entre una cucharada y una cucharadita, pues eso puede causar que el tratamiento no sea efectivo para curar la enfermedad del niño.

Señora Costilo: Por supuesto. ¿Hay algo más de los resultados que nos quisiera compartir? ¿De los resultados del estudio?

Dr. Rodríguez: Básicamente lo que el estudio está tratando de enfatizar es que al haber un estándar universal de medida, en mililitros, eso va a disminuir la posibilidad de errores, sea con una cuchara dosificadora o con un gotero o con copas que tienen medidas específicas. Eso va a ser que sea un poco más específica la dosis que se está dando. Se estima que los pacientes deben pedirle a su doctor o farmacéutico que si hay confusión, que pidan la dosis en mililitros, y obtener un instrumento de dosificación para estar seguros de que en la casa tienen una forma de medir su medicamento apropiadamente.

Señora Costilo: Claro, y evitar así la posibilidad de errores. ¿Los resultados fueron diferentes en el caso de los padres que no hablaban inglés o los que tenían un nivel bajo de conocimientos de salud básicos? Es decir, aquellos que no tienen acceso o no entienden la información de salud elemental.

Dr. Rodríguez: Eso es correcto Karen. Se encontró en el estudio que había una asociación con pacientes que no hablaban inglés [y] lo que se llama, literacia de la salud, baja literacia de la salud, para cometer más errores.

Señora Costilo: Entonces ese grupo tenía un nivel más alto de cometer errores al dosificar el medicamento a sus hijos.

Dr. Rodríguez: Sí, al dosificar el medicamento. Entonces la recomendación es que para usar medicamentos, las instrucciones [sean] en mililitros. Esto puede beneficiar también a esos grupos que están en más alto riesgo.

Señora Costilo: Entonces la recomendación general, las conclusiones del estudio son que] se recomienda dosificar, bueno recetar, en mililitros. ¿Hay alguna otra conclusión del estudio?

Dr. Rodríguez: Básicamente la conclusión primordial es que hay dar soporte para movernos nacionalmente a un estándar de una sola unidad de medida para dosificar medicamentos líquidos basados en mililitros para reducir la confusión entre los padres. Y utilizando dosificadores que tienen medida específica en mililitros, para no que haya confusión.

Señora Costilo: Por supuesto, porque hoy en día los medicamentos pueden venir recetados o dosificados de diferentes maneras. Y la recomendación del estudio es, vamos a unificar nacionalmente que haya una sola manera de recetar medicamentos líquidos para niños.

Dr. Rodríguez: Eso es correcto.

Señora Costilo: ¿Tiene algún otro consejo para los padres o cuidadores que nos estén escuchando?

Dr. Rodríguez: Es muy importante, el consejo principal es que al recibir las instrucciones, sea del médico o del farmacéutico, si tienen alguna duda, que pregunten y clarifiquen para estar seguros de que entendieron bien las recomendaciones de cómo se va a dosificar el medicamento. Y si al llegar a la casa están confundidos y no están seguros, pues no administrar [lo]. Y entonces llamar al farmacéutico o al médico para confirmar, para disminuir la posibilidad de un error, y posibles efectos secundarios.

Señora Costilo: Claro, porque como usted dijo anteriormente, puede ser un peligro dar medicamento en exceso o también si se da de menos medicamento.

Dr. Rodríguez: Sí, es peligroso de las dos formas. De menos, no va a ser suficiente medicamento para tratar a la condición para la que la medicina está indicada. O una sobredosis es peligro de efectos secundarios.

Señora Costilo: Muchas gracias, doctor.

Dr. Rodríguez: Muchas gracias a usted, Karen.

Señora Costilo: Hemos estado hablando con el Dr. Luis Rodríguez, autor del estudio "La unidad de medida que se usa y los errores de los padres relacionados con la dosificación de los medicamentos", cuyo título en inglés es "Unit of Measurement Used and Parent Medication Dosing Errors". El estudio se publicó recientemente en la revista Pediatrics.

###

Sobre el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por sus siglas en inglés): El NICHD apoya las investigaciones sobre el desarrollo antes y después del nacimiento; la salud maternal, infantil y de la familia; la biología de la reproducción y asuntos poblacionales; y la rehabilitación médica. Para más información, visite el sitio web del Instituto en http://www.nichd.nih.gov/.

Compartir:

Información de contacto

NICHD Research Developments


Oficina de prensa del NICHD
301-496-5133

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM