Skip Navigation
US Department of Health and Human Services | National Institutes of Health

Información para las mamás y las futuras mamás

​​​​​El embarazo y un nuevo bebé pueden traer una gran variedad de emociones. De hecho, muchas mujeres se sienten abrumadas, tristes o ansiosas en diferentes momentos de su embarazo e incluso después de que nazca el bebé. Para muchas de ellas, estos sentimientos se van por sí solos. Sin embargo, para otras mujeres, estas emociones son más graves y pueden continuar por algún tiempo.

La depresión y la ansiedad se consideran problemas médicos cuando ocurren durante el embarazo o en cualquier momento durante el primer año después del nacimiento de su bebé. Estos sentimientos no son el resultado de algo que usted hizo o que no hizo. Además, se pueden tratar si se busca ayuda.

¿Qué son la depresión y la ansiedad?

La depresión (sentirse triste, vacía o decaída) y la ansiedad (sentirse nerviosa, preocupada o tener miedo) son problemas médicos graves que involucran al cerebro y que pueden ocurrir durante el embarazo o después del parto. Estos sentimientos son más fuertes de los que se pueden tener cuando uno tiene un mal día o si está nerviosa acerca de algún evento cercano. También van más allá de solamente estar de mal humor o de la tristeza posparto ("baby blues").

"Sentía que debería estar feliz porque tenía un bebé recién nacido, pero solo estaba poniendo una cara feliz para todos los demás". –Una mamá de Kentucky



La depresión y la ansiedad pueden interrumpir las actividades diarias, como cuidarse a sí misma y su bebé. Estos sentimientos son de larga duración y no desaparecen solos. Pero se pueden tratar y por eso es importante obtener ayuda.

¿Están hablando de la depresión posparto?

La depresión posparto es un nombre que puede escuchar para referirse a la depresión y la ansiedad que pueden ocurrir durante y después del embarazo. Sin embargo, quizás no es la mejor manera de describir lo que sienten las mujeres.

La palabra "posparto" significa "después del parto o del nacimiento", por lo que "la depresión posparto" realmente se refiere solo a la depresión que ocurre después del nacimiento del bebé. Para muchas mujeres, este término es el correcto, ya que comienzan a sentirse deprimidas en algún momento durante el primer año después de tener a su bebé.

Sin embargo, las investigaciones muestran que algunas mujeres empiezan a tener depresión cuando aún están embarazadas. Es posible que escuche que se use el término "depresión perinatal" para describir esta situación. La palabra "perinatal" describe el tiempo durante el embarazo o justo después del parto.

Los investigadores creen que la depresión es uno de los problemas más comunes que tienen las mujeres durante y después del embarazo.

Ahora sabemos que las mujeres también pueden tener ansiedad relacionada con el embarazo, que va más allá de simplemente estar nerviosa porque van a tener un bebé. La ansiedad durante y después del embarazo es tan común como la depresión e incluso pueden ocurrir al mismo tiempo. Por lo tanto, también se puede escuchar usar los términos "la depresión y la ansiedad perinatal" o "trastornos del estado de ánimo y ansiedad perinatal" para describir todo lo que las mujeres pueden sentir.

No importa lo que se les llame, la depresión y la ansiedad que ocurren durante el embarazo o después del parto son problemas médicos reales y afectan a muchas mujeres.

¿Cuáles son algunas señales de la depresión y la ansiedad?

Las mujeres que sufren de depresión o ansiedad relacionadas con el embarazo nos dicen que se sienten:

  • Sumamente tristes o se enojan sin razón
  • Aturdidas y que les cuesta trabajo terminar las cosas que tienen que hacer
  • Como "robots", como si estuvieran haciendo las cosas mecánicamente
  • Muy ansiosas cuando están con su bebé o con sus otros hijos
  • Culpables y que no son buenas madres
  • Irritables o enojadas más de lo normal

A menudo también:

  • Tienen poco interés en las cosas que antes disfrutaban.
  • Tienen pensamientos que les dan miedo o angustia y que no desaparecen.

¿Son muy comunes la depresión y la ansiedad relacionadas con el embarazo?

Como se mencionó anteriormente, los investigadores creen que la depresión es uno de los problemas más comunes que tienen las mujeres durante y después del embarazo. De acuerdo con una encuesta nacional, aproximadamente 1 de cada 8 mujeres tiene depresión posparto después de tener un bebé.

La ansiedad relacionada con el embarazo es tan común como la depresión y puede ocurrir al mismo tiempo.

Es posible que usted piense que es la única persona en el mundo que se siente deprimida y ansiosa durante el embarazo o después del parto, pero no está sola.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la depresión y la ansiedad durante el embarazo o después del parto?

Cualquier mujer puede tener depresión y ansiedad relacionadas con el embarazo. Sin embargo, hay varios factores que hacen que algunas mujeres sean más propensas que otras a tener uno o ambos problemas médicos. Estos factores de riesgo incluyen:

  • Antecedentes de depresión o ansiedad, ya sea durante el embarazo o en otros momentos1
  • Antecedentes familiares de depresión o ansiedad2
  • Embarazo o parto difíciles3
  • Dar a luz a gemelos o más bebés4
  • Tener problemas en la relación de pareja5
  • Tener problemas económicos6
  • Poco o ningún apoyo de la familia o amigos para ayudar a cuidar al bebé7
  • Embarazo no planeado 8

La depresión y la ansiedad durante el embarazo o después del parto no ocurren por algo que se hace o se deja de hacer, sino que son problemas médicos. A pesar de que no entendemos completamente las causas de estas enfermedades, los investigadores piensan que la depresión y la ansiedad relacionadas con el embarazo pueden ser el resultado de una combinación de factores físicos, emocionales y ambientales.

¿Pueden la depresión y la ansiedad durante el embarazo o después del parto afectar a mi bebé?

Sí. Pueden afectar a su bebé, pero no directamente. Formar un lazo íntimo temprano en la relación entre madre e hijo es importante para el desarrollo del bebé, y sentirse cerca del bebé es una gran parte de ese lazo íntimo. Cuando usted tiene depresión o ansiedad durante el embarazo o después del parto, puede ser difícil llegar a formar este lazo con su bebé. Tal vez no pueda responder a las necesidades de su bebé. Además, si hay niños mayores en casa, también les puede hacer falta su apoyo.

El tratamiento temprano es importante para usted, su bebé y el resto de su familia. Cuanto antes comience a tratarse, más rápido comenzará a sentirse mejor.

¿Hay tratamientos para la depresión o la ansiedad relacionadas con el embarazo?

La depresión y la ansiedad no desaparecen solas. Con tratamiento, hay esperanza.



Sí, hay tratamientos, y pueden ayudarla a sentirse mejor. El tratamiento puede reducir sus síntomas o hacer que desaparezcan por completo.

Existen muchas opciones de tratamiento disponibles para la depresión o la ansiedad durante el embarazo o después del parto. Algunas mujeres pueden ir a sesiones de terapia o consejería ("terapia de diálogo"); otras pueden necesitar medicamentos. No hay un solo tratamiento que funcione para todas.

Su proveedor de servicios de salud le puede hacer una serie de preguntas ("screening") para entender mejor lo que usted está sintiendo. Trabajando juntos, pueden encontrar un tratamiento adecuado. A continuación encontrará algunos tratamientos para la depresión y la ansiedad relacionadas con el embarazo.

Consejería ("Terapia de diálogo")

A algunas mujeres les ayuda hablar sobre sus preocupaciones o sentimientos con un proveedor de servicios de salud mental. El terapeuta o consejero le puede ayudar a encontrar maneras para manejar sus sentimientos y hacer cambios para aliviar la depresión o la ansiedad.

Medicamentos

Hay varios medicamentos que pueden tratar eficazmente la depresión y la ansiedad y que no son peligrosos para las mujeres que están embarazadas o amamantando ni para sus bebés. Hable con un proveedor de servicios de salud sobre qué medicamentos le pueden ayudar. También puede visitar la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos para información acerca de los medicamentos y sus posibles efectos en un bebé que está amamantando.

"Durante mucho tiempo, no me sentía como la misma de antes. Quería volver a ser la misma". –Una mamá de Utah



¿Hay algo que puedo hacer además de seguir el tratamiento?

Además de seguir el tratamiento, hay algunas cosas que puede hacer que tal vez le ayuden a sentirse mejor.

  • Júntese con otras mamás.
    Busque un grupo de mamás en su comunidad o en Internet. Estos grupos pueden ayudarle a aprender de otras mujeres que están pasando o han pasado por lo mismo y usted puede compartir sus propios sentimientos. El grupo Postpartum Support International (PSI, por sus siglas en inglés)Políticas del sitio web externo puede ayudarle a encontrar grupos en su área. Postpartum Progress®Políticas del sitio web externo (con algunos recursos en español) ofrece una comunidad privada en Internet donde puede conectarse con otras mamás sin importar dónde usted vive.
  • Tómese tiempo para usted.
    Haga algo para usted, como salir de la casa o tomar un baño caliente sin interrupciones. Si puede, haga que su pareja, un familiar o una niñera cuide al bebé de manera regular, para que pueda ir a visitar a una amiga o hacer un mandado.
  • Haga algo que disfrute.
    Tome un poco de tiempo cada día para hacer algo que le guste, como escuchar música, leer un libro o ver una película favorita.
  • Sea realista.
    No tiene que hacerlo todo. No tiene que tener la casa "perfecta". Haga lo que pueda y no se preocupe de lo demás.
  • Pida ayuda.
    No tenga miedo de pedir ayuda a la familia o amigos, ya sea para el cuidado del bebé o para hacer las tareas del hogar.
  • Descanse cuando descansa el bebé.
    El sueño es tan importante para usted como para el bebé. Duerma cuando el bebé duerme, durante las siestas y por la noche.
  • Pase tiempo con otras personas.
    Busque otros adultos, como familiares o amigos, que la puedan consolar y ayudar a que no se sienta sola. Tenga un tiempo especial de forma regular para pasar con su pareja o para que usted y una amiga puedan estar juntas.

¿Puedo prevenir la depresión o ansiedad relacionadas con el embarazo?

Actualmente, no existe una forma conocida de prevenir la depresión o la ansiedad relacionadas con el embarazo. Saber cuáles son las señales y los síntomas a los que debe estar atenta durante el embarazo y después del parto puede ayudarle a estar preparada y recibir ayuda rápidamente. Esto es lo que usted puede hacer:

  • Averigüe si usted tiene factores que la ponen en mayor riesgo de depresión y ansiedad durante el embarazo y después del parto.
  • Hable con un proveedor de servicios de salud sobre la depresión y la ansiedad relacionadas con el embarazo y aprenda cuáles son las posibles señales a las que debe estar atenta.
  • Aprenda todo lo que pueda sobre el embarazo, el parto y la maternidad para que sepa qué esperar.
  • Tenga expectativas realistas para usted y su familia.
  • Además de buscar tratamiento, haga cosas que la pueden ayudar a sentirse mejor.
  • Planee a futuro. Durante su embarazo, piense quién le puede dar apoyo y ayuda cuando nazca el bebé. Pregúntele a esa persona si le puede ayudar para que ambos puedan estar preparados.

Recuerde, la depresión y la ansiedad durante el embarazo o después del parto no se dan por algo que uno haga, sino que son problemas médicos que necesitan atención médica.


  1. Milgrom, J., Gemmill, A.W., Bilszta, J.L., Hayes, B., Barnett, B., Brooks, J., et al. (2008). Antenatal risk factors for postnatal depression: A large prospective study. Journal of Affective Disorders,108(1-2), 147-157. [arriba]
  2. Dietz, P.M., Williams, S.B., Callaghan, W.M., Bachman, D.J., Whitlock, E.P., y Hornbrook, M.C. (2007). Clinically identified maternal depression before, during, and after pregnancies ending in live births. American Journal of Psychiatry,164(10), 1515-1520. [arriba]
  3. Blom, E.A., Jansen, P.W., Verhulst, F.C., Hofman, A., Raat, H., Jaddoe, V.W., et al. (2010). Perinatal complications increase the risk of depression or anxiety during pregnancy or after birth. The Generation R Study. BJOG: An International Journal of Obstetrics and Gynaecology, 117(11), 1390-1398. [arriba]
  4. Blom, E.A., Jansen, P.W., Verhulst, F.C., Hofman, A., Raat, H., Jaddoe, V.W., et al. (2010). Perinatal complications increase the risk of depression or anxiety during pregnancy or after birth. The Generation R Study. BJOG: An International Journal of Obstetrics and Gynaecology, 117(11), 1390-1398. [arriba]
  5. Robertson, E., Grace, S., Wallington, T., y Stewart, D.E. (2004). Antenatal risk factors for depression or anxiety during pregnancy or after birth: A synthesis of recent literature. General Hospital Psychiatry, 26(4), 289-295. [arriba]
  6. Howell, E.A., Mora, P., y Leventhal, H. (2006). Correlates of early postpartum depressive symptoms. Maternal and Child Health Journal,10(2), 149-157. [arriba]
  7. Robertson, E., Grace, S., Wallington, T., y Stewart, D.E. (2004). Antenatal risk factors for depression or anxiety during pregnancy or after birth: A synthesis of recent literature. General Hospital Psychiatry,26(4), 289-295. [arriba]
  8. Milgrom, J., Gemmill, A.W., Bilszta, J.L., Hayes, B., Barnett, B., Brooks, J., et al. (2008). Antenatal risk factors for postnatal depression: A large prospective study. Journal of Affective Disorders,108(1-2), 147-157. [arriba]

Compartir:

NIH…Transformación de Descubrimientos en SaludSM