Skip Navigation
  Print Page

Fumar tabaco y consumir drogas durante el embarazo puede duplicar el riesgo de muerte fetal

Skip sharing on social media links
Share this:

Un estudio de la red de los NIH documenta un elevado riesgo asociado con la marihuana y otras sustancias

Miércoles, 11 de diciembre de 2013

Según un estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud, fumar tabaco o marihuana, tomar analgésicos bajo receta médica o utilizar drogas ilegales durante el embarazo se asocia con un aumento del doble o incluso del triple de riesgo de muerte fetal. 

Los investigadores basaron sus hallazgos en las mediciones de los subproductos químicos de la nicotina en muestras de sangre materna, y de cannabis, analgésicos y otros fármacos en los cordones umbilicales. La realización de mediciones directas proporcionó una información más precisa de la que proporcionaron los estudios anteriores sobre muerte fetal y uso de sustancias, que se basaron únicamente en los informes presentados por las mujeres. Los hallazgos del estudio aparecen en la revista Obstetrics & Gynecology.

“Fumar es un factor de riesgo de muerte fetal conocido, pero este análisis nos da una visión mucho más clara de los riesgos de la que teníamos antes”, dijo la autora principal Uma M. Reddy, M.D., MPH, del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD), el instituto NIH que apoyó el estudio.  “Además, los resultados de los últimos hallazgos también mostraron que la posible exposición al humo de segunda mano puede aumentar el riesgo de muerte del feto”. 

La doctora Reddy añadió: “Con la legalización de la marihuana en algunos estados, es especialmente importante que las mujeres embarazadas y los proveedores de atención médica tengan en cuenta que el consumo de cannabis puede aumentar el riesgo de muerte del feto”.

El estudio incluyó a mujeres que dieron a luz entre marzo de 2006 y septiembre de 2008, en cinco áreas definidas geográficamente, en 59 hospitales que participaron en la Red de Investigación Colaborativa sobre Muerte Fetal (Stillbirth Collaborative Research Network).  En el estudio participaron tanto mujeres que sufrieron la muerte del feto como mujeres que dieron a luz un niño vivo.  Los investigadores analizaron las muestras de sangre durante el parto provenientes de los dos grupos de mujeres y de los cordones umbilicales de sus partos para medir la exposición en el feto.  También se les pidió a las participantes que informaran sobre su consumo de tabaco y de drogas durante el embarazo.

La muerte fetal se produce cuando el feto muere a las 20 semanas de gestación o después. Aunque la tasa de muerte fetal en los EE.UU. se redujo de 18 por cada 1.000 nacimientos en 1950 a 6 por cada 1.000 nacimientos en 2006, sigue siendo superior a la de muchos otros países desarrollados y afecta a cerca de 26.000 recién nacidos por año en los EE.UU.

La doctora Reddy colaboró ​​con el autor principal Michael W. Varner, M.D., de la Escuela de Medicina de la Universidad de Utah, en Salt Lake City, y con los investigadores de la red de la Universidad de Emory, en Atlanta, Georgia; el RTI International en el Research Triangle Park, Carolina del Norte; la División Médica de la Universidad de Texas en Galveston; el Centro para las Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio; la Universidad de Brown, en Providence, Rhode Island, y el NICHD, en Bethesda, Maryland.

Los investigadores analizaron las muestras en busca de cotinina, un derivado de la nicotina, y analizaron las muestras de los cordones umbilicales del feto en busca de evidencia de varios tipos de drogas.  Buscaron evidencia de estimulantes, como la cocaína y la anfetamina; de analgésicos, como la morfina y la codeína, y de marihuana. Estos exámenes reflejan la exposición al final del embarazo.  Entre las mujeres que experimentaron la muerte del feto, más del 80 por ciento no mostró rastros de cotinina y el 93 por ciento dio negativo para las demás drogas.  En comparación, alrededor del 90 por ciento de las mujeres que dieron a luz a un niño vivo estaban libres de tabaco y el 96 por ciento dio negativo para otras drogas.

Basándose en los resultados de los exámenes de sangre y en las respuestas dadas por las mujeres, los investigadores calcularon el aumento del riesgo de muerte fetal para cada una de las sustancias que se examinaron:

  • Uso de tabaco—1,8 a 2,8 veces más riesgo de muerte fetal, encontrándose el riesgo más alto entre los más fumadores 
  • Uso de marihuana—2,3 veces más riesgo de muerte fetal
  • Evidencia de uso de cualquier estimulante, marihuana o analgésico con receta—2,2 veces más riesgo de muerte fetal
  • Exposición pasiva al tabaco—2,1 veces más riesgo de muerte fetal

Los investigadores señalaron que no pudieron separar por completo los efectos de fumar tabaco de los efectos de fumar marihuana. 

Sólo un pequeño número de mujeres dio positivo para el uso de analgésicos con receta, pero hubo una tendencia hacia una asociación de estos fármacos con un riesgo elevado de muerte fetal.

“Puesto que alrededor de 1 de cada 20 habitantes de los EE.UU. mayores de 12 años utilizaron analgésicos opiáceos con fines no médicos, este hallazgo podría afectar a muchas mujeres embarazadas y se requiere más investigación”, dijo la coautora del estudio Marian Willinger, Ph.D., también del NICHD.

###

Acerca del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD): El NICHD patrocina investigaciones sobre el desarrollo, anterior y posterior al nacimiento; salud materna, infantil y familiar; asuntos de reproducción biológica y demográficos; y la rehabilitación médica. Para más información, visite el sitio web del Instituto: http://www.nichd.nih.gov/.  

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): Los NIH, conforman la agencia médica de investigación nacional que incluye 27 Institutos y Centros, siendo un componente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EEUU. Los NIH conforman la principal agencia federal que realiza y apoya la investigación básica, clínica, y la investigación médica aplicada; e investiga las causas, los tratamientos, y las curaciones para enfermedades comunes y raras. Para más información sobre NIH y sus programas, visite: http://www.nih.gov.

Last Updated Date: 12/11/2013
Last Reviewed Date: 12/11/2013

Contact Information

NIH News
NICHD Press Office
301-496-5133
Vision National Institutes of Health Home BOND National Institues of Health Home Home Storz Lab: Section on Environmental Gene Regulation Home Machner Lab: Unit on Microbial Pathogenesis Home Division of Intramural Population Health Research Home Bonifacino Lab: Section on Intracellular Protein Trafficking Home Lilly Lab: Section on Gamete Development Home Lippincott-Schwartz Lab: Section on Organelle Biology