Skip Navigation
  Print Page

El ejercicio puede reducir el riesgo de la diabetes Tipo 2 luego de haber tenido una diabetes gestacional

Skip sharing on social media links
Share this:

Un estudio de los NIH revela que incluso el ejercicio moderado reduce sustancialmente el riesgo

Martes, 20 de mayo de 2014

Según un estudio realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud y otras instituciones, el ejercicio por sí solo puede ayudar a prevenir la diabetes gestacional, que se produce en las mujeres durante el embarazo, progresando a la diabetes Tipo 2 en algún tiempo después de dicho embarazo.

Las mujeres que han tenido diabetes gestacional presentan un mayor riesgo de desarrollar diabetes Tipo 2. Investigaciones anteriores han demostrado que estas mujeres pueden reducir su riesgo de diabetes Tipo 2 mediante la adopción de un programa completo de ejercicio y alimentación saludable, y, de ser necesario, mediante un tratamiento con el medicamento metformina. Los resultados de este estudio son los primeros en demostrar que, cuanto mayor sea el nivel de actividad física, es menos probable que se produzca la diabetes Tipo 2. Los investigadores observaron este patrón independientemente de la dieta de las mujeres y del nivel de grasa corporal; ambos factores también asociados con un mayor riesgo de diabetes Tipo 2.

“A las mujeres con alto riesgo de diabetes Tipo 2, debido a que en algún momento tuvieron diabetes gestacional, se les aconseja alimentarse sanamente, hacer ejercicio regularmente, y controlar su peso”, dijo la autora principal del estudio, Cuilin Zhang, MD, PhD., de la División de Investigación Intramuros de la Salud de la Población de los NIH del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NICHD) Eunice Kennedy Shriver. “Sin embargo, para aquellos que inclusive estén obesos, o no hayan adoptado hábitos alimenticios saludables, el ejercicio moderado o vigoroso por sí solo puede ayudar a reducir sustancialmente el riesgo”.

El estudio aparece en la revista JAMA Internal Medicine. Además del apoyo del NICHD, el estudio también estuvo financiado por otros dos institutos de los NIH: el Instituto Nacional de la Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón, y el Instituto Nacional del Cáncer.

Los investigadores comprobaron que las mujeres que hacían 150 minutos de ejercicio moderado a la semana; una media hora de caminata diaria por 5 días, redujeron su riesgo de diabetes Tipo 2 en un 47 por ciento en comparación con aquellas que no hacían ejercicio. Los investigadores encontraron aún más reducciones importantes de riesgo para aquellas que dedicaban más tiempo al ejercicio. En general, cuanto más las mujeres se ejercitaban, y mientras más arduamente lo hacían, menos propensas eran a progresar a la diabetes Tipo 2.

La diabetes gestacional afecta a alrededor del 5 por ciento de todos los embarazos. En las mujeres con diabetes gestacional, el cuerpo no usa la insulina de manera eficiente y el nivel de azúcar en la sangre, o glucosa, aumenta.  Los altos niveles de azúcar en la sangre pueden causar que los bebés crezcan demasiado, lo que a su vez puede conducir a lesiones durante el parto, o requerir de un parto por cesárea.  Los bebés nacidos de madres con diabetes gestacional también corren el riesgo de un parto prematuro, lo que aumenta su riesgo de muerte en el primer año de vida, las dificultades visuales y de aprendizaje, y problemas neurológicos, como parálisis cerebral.

Para la madre, la diabetes gestacional aumenta el riesgo de presión arterial alta, y de  preeclampsia, una complicación potencialmente mortal del embarazo.  Entre las mujeres con diabetes gestacional, de un 35 a 60 por ciento desarrolla la diabetes Tipo 2External Web Site Policy, dentro de 20 años después de dar a luz.  Las complicaciones de la diabetes Tipo 2 incluyen enfermedades del corazón, daño a la vista, a los riñones y a los nervios.

Para llevar a cabo su estudio, la Dra. Zhang y sus colegas analizaron información de 4.554 mujeres que participaron en el Nurses’ Health Study IIExternal Web Site Policy y que informaron que habían sido diagnosticadas con diabetes gestacional, lo cual es una parte del Estudio en curso de la Diabetes y la Salud de la Mujer de los NIH y que investiga los factores que determinan el riesgo de diabetes Tipo 2 entre las mujeres que tuvieron diabetes gestacional. De estas mujeres, y al cabo de un tiempo, 635 desarrollaron diabetes Tipo 2. Las mujeres tenían de 22 a 45 años cuando se inscribieron en el estudio.  Cada dos años respondieron a varias preguntas sobre su salud general, estado de embarazo, y sobre sus hábitos de estilo de vida; y, cada cuatro años completaron una encuesta exhaustiva sobre los tipos de alimentos y bebidas que consumían.

“Este estudio muestra una clara asociación de efecto a la dosis entre la actividad física y el riesgo de diabetes Tipo 2 entre las mujeres que tuvieron diabetes gestacional”,  dijo la Dra. Wei Bao, la autora principal y becaria posdoctoral visitante en el NICHD. “Mientras más actividad física hicieron las mujeres después de dar a luz, menos probable fue desarrollar la diabetes Tipo 2”.

Los investigadores expresaron el tiempo que las mujeres dedicaron al ejercicio en términos de un concepto numérico al que se conoce como Horas Equivalentes Metabólicas (MET). Definieron una hora equivalente metabólica como la cantidad de energía normalmente extendida para una actividad en particular. La cifra se basa en una relación de oxígeno consumido en comparación con las calorías gastadas. Cada incremento semanal de 5 MET, equivalentes a alrededor de 100 minutos por semana de actividad física de intensidad moderada o 50 minutos por semana de actividad física vigorosa, se  asoció a una reducción del 9 por ciento de la diabetes Tipo 2.

Asimismo, los investigadores encontraron que el tiempo dedicado a la televisión está asociado con un mayor riesgo de diabetes Tipo 2. El ver televisión, señalaron los investigadores, a menudo sustituye al tiempo que podría ser utilizado en actividades físicas, y además está asociado con una costumbre descuidada de comer.

“Por último, mientras ven televisión, las mujeres pueden verse influenciadas por los anuncios comerciales de alimentos pobres en nutrientes y muchas calorías”, escribieron los investigadores.

###

Acerca del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD): El NICHD patrocina investigaciones sobre el desarrollo, anterior y posterior al nacimiento; salud materna, infantil y familiar; asuntos de reproducción biológica y demográficos; y la rehabilitación médica. Para más información, visite el sitio web del Instituto: http://www.nichd.nih.gov.  

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): Los NIH, conforman la agencia médica de investigación nacional que incluye 27 Institutos y Centros, siendo un componente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EEUU. Los NIH conforman la principal agencia federal que realiza y apoya la investigación básica, clínica, y la investigación médica aplicada; e investiga las causas, los tratamientos, y las curaciones para enfermedades comunes y raras. Para más información sobre NIH y sus programas, visite: http://www.nih.gov.

Last Updated Date: 05/20/2014
Last Reviewed Date: 05/20/2014

Contact Information

  Item of Interest
NICHD Press Office
301-496-5133
Vision National Institutes of Health Home BOND National Institues of Health Home Home Storz Lab: Section on Environmental Gene Regulation Home Machner Lab: Unit on Microbial Pathogenesis Home Division of Intramural Population Health Research Home Bonifacino Lab: Section on Intracellular Protein Trafficking Home Lilly Lab: Section on Gamete Development Home Lippincott-Schwartz Lab: Section on Organelle Biology