Skip Navigation
  Print Page

Estudio de los NIH vincula los niveles altos de colesterol a una fertilidad disminuida

Skip sharing on social media links
Share this:

Las parejas con un nivel alto de colesterol son las que más se demoraron en lograr el embarazo

Tuesday, May 20, 2014

Los niveles altos de colesterol pueden perjudicar la fertilidad en las parejas que intentan lograr un embarazo, según indica un estudio realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud, la Universidad de Búfalo (Nueva York), y la Universidad de Emory, en Atlanta.

Las parejas en las que ambos tienen un nivel alto de colesterol son las que más se demoraron en lograr el embarazo. Es más, las parejas en que la mujer tenía un nivel alto de colesterol y el hombre no, también tomaron más tiempo para lograr el embarazo en comparación con las parejas en las que ambos tenían niveles de colesterol en un rango aceptable.

“Hemos sabido por mucho tiempo que los niveles altos de colesterol aumentan el riesgo de las enfermedades cardiacas,” dijo el autor del estudio, Enrique Schisterman, PhD, Jefe de la División de Epidemiología del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por sus siglas en inglés), el instituto que dirigió el estudio. “Además de proteger su salud, nuestros resultados sugieren que las parejas que desean lograr un embarazo podrían mejorar sus posibilidades si primero se aseguran de que sus niveles de colesterol se encuentran en un rango aceptable”.

Los hallazgos del estudio fueron publicados en línea en la revista profesional de endocrinología y metabolismo llamada The Journal of Endocrinology and Metabolism—JCEM.

El colesterol es una sustancia parecida a la cera o la grasa que se encuentra en todas las células del cuerpo. Se utiliza para hacer una serie de sustancias, incluyendo hormonas y la vitamina D. Por lo general, los niveles altos de colesterol no causan señales ni síntomas, pero aumentan la posibilidad de padecer enfermedades del corazón.

Para este análisis, los investigadores estudiaron a parejas que no estaban recibiendo tratamiento por infertilidad, pero que estaban tratando de concebir un hijo. Desde el 2005 al 2009, los investigadores reclutaron a 501 parejas de cuatro condados en Michigan y 12 condados en Texas. Las parejas eran parte del Estudio de Investigación Longitudinal de la Fertilidad y el Medio Ambiente (LIFE, por sus siglas en inglés), creado para examinar la relación entre la fertilidad y la exposición a sustancias químicas ambientales y el estilo de vida. Las mujeres que participaron en el estudio tenían entre 18 y 44 años de edad, y los hombres eran mayores de 18 años. Se realizó un seguimiento a las parejas hasta que lograran el embarazo o durante un máximo de un año de intentarlo.

Los voluntarios del estudio proporcionaron muestras de sangre, en las cuales se midió el colesterol libre. La prueba de medición de colesterol libre es diferente a la prueba de colesterol realizada en los consultorios médicos. Las pruebas de colesterol administradas por los médicos miden los subtipos de colesterol: el HDL, el LDL y los triglicéridos. Para el estudio, el Dr. Schisterman y sus colegas se basaron en un examen para medir la cantidad total de colesterol en la sangre, pero no distinguieron entre los subtipos de colesterol. Los investigadores tenían la teoría de que el colesterol en la sangre podría estar relacionado con la fertilidad, ya que el cuerpo lo utiliza para producir hormonas sexuales como la testosterona y los estrógenos.

Los investigadores calcularon la probabilidad de que una pareja podría lograr el embarazo mediante el uso de una medida estadística llamada razón de posibilidades de fecundidad (fecundability odds ratio o FOR, en inglés). La medida calcula la probabilidad de la pareja de lograr el embarazo cada ciclo, en función de su nivel de colesterol en la sangre.

Los investigadores encontraron que, en promedio, las parejas en las que la mujer no quedaba embarazada durante la duración del estudio eran las que tenían los niveles más altos de colesterol libre. En general, los niveles altos de colesterol libre se correlacionaron con tiempos más largos para lograr el embarazo y razones de posibilidades de fecundidad más bajos. Las parejas en las que la mujer tenía un nivel alto de colesterol y el hombre no, también tomaron más tiempo para lograr el embarazo en comparación con las parejas en las que ambos tenían niveles de colesterol en un rango aceptable. En su análisis, los autores del estudio tomaron en cuenta las posibles diferencias raciales, así como las diferencias por edad, índice de masa corporal y nivel de educación.

Entre los participantes del estudio, los hombres hispanos tenían los niveles más altos de colesterol libre.

Las pruebas estándares de colesterol realizadas por los médicos normalmente evalúan los niveles de colesterol en términos de la tasa de colesterol HDL en comparación con el colesterol LDL. Una tasa baja de colesterol HDL en comparación con el LDL significa un aumento en el riesgo de enfermedades del corazón. Aunque los investigadores no evaluaron la relación de estos dos subtipos de colesterol, el Dr. Schisterman dijo que es probable que los niveles altos de colesterol libre indiquen una tasa desfavorable de colesterol HDL a LDL.

"Basándonos en nuestros datos, parece que los niveles altos de colesterol no sólo aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares, sino que también reducen las posibilidades de embarazo en las parejas", dijo el Dr. Schisterman.

###

Sobre el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por sus siglas en inglés): El NICHD apoya las investigaciones sobre el desarrollo antes y después del nacimiento; la salud maternal, infantil y de la familia; la biología de la reproducción y asuntos poblacionales; y la rehabilitación médica. Para más información, visite el sitio web del Instituto en http://www.nichd.nih.gov/.

Sobre los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés): Los NIH, la agencia de investigación médica de la nación, incluyen 27 institutos y centros y forman parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Son la principal agencia federal encargada de realizar y apoyar la investigación médica básica, clínica y traslacional e investigan las causas, tratamientos y curas para enfermedades comunes y raras. Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite http://www.nih.gov.

Last Updated Date: 05/20/2014
Last Reviewed Date: 05/20/2014

Contact Information

NIH News
NICHD Press Office
301-496-5133
Vision National Institutes of Health Home BOND National Institues of Health Home Home Storz Lab: Section on Environmental Gene Regulation Home Machner Lab: Unit on Microbial Pathogenesis Home Division of Intramural Population Health Research Home Bonifacino Lab: Section on Intracellular Protein Trafficking Home Lilly Lab: Section on Gamete Development Home Lippincott-Schwartz Lab: Section on Organelle Biology