Skip Navigation
  Print Page

Altos niveles de plastificantes en los varones se han vinculado con el embarazo retrasado de sus parejas

Skip sharing on social media links
Share this:

Un estudio de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) involucran a tres ftalatos comunes con el retraso

Miércoles, 5 de marzo de 2014

Las mujeres cuyas parejas masculinas tienen altas concentraciones de tres formas comunes de ftalatos, químicos que se encuentran en una amplia gama de productos de consumo, tardan más tiempo en quedarse embarazadas que las mujeres de parejas en las cuales el hombre no tiene altas concentraciones de dichas sustancias químicas, según los investigadores de los Institutos Nacionales de Salud y otras instituciones.

Los investigadores evaluaron las concentraciones de ftalatos y bisfenol A (BPA) en parejas tratando de lograr el embarazo. Los ftalatos, conocidos también como plastificantes, se utilizan en la fabricación de plásticos, para hacerlos más flexibles. El BPA también se utiliza en plásticos, inclusive en algunos envases para alimentos y bebidas.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, los ftalatos se usan en cientos de productos (PDF - 173 KB), tales como perfumes, champús, esmalte de uñas, hojas y películas de plástico.  En su mayor parte, las personas están expuestas a los ftalatos al comer o beber alimentos que han estado en contacto con envases y productos que contienen estos compuestos. El BPA se utiliza para fabricar algunos tipos de envases de plástico, en el revestimiento protector de latas de comida y otros productos.

Los autores del estudio midieron las concentraciones de BPA y de 14 compuestos de ftalato en la orina de parejas intentando lograr el embarazo.  Los autores del estudio explicaron que muchos de los ftalatos a menudo se descomponen y cambian químicamente antes de ser excretados del cuerpo.

Lograr el embarazo tomó más tiempo en aquellas parejas en las cuales los varones tuvieron altas concentraciones de monometil ftalato, mono-butil ftalato y ftalato de monobenzil.  Ni las exposiciones masculinas ni femeninas al BPA se asociaron con las tasas de embarazo.

Ya que los investigadores examinaron sólo el tiempo que tardó lograr el embarazo, el estudio no pudo determinar precisamente cómo los compuestos podrían afectar la fertilidad.  Se necesitarán estudios a futuro, señalaron los autores, para determinar si los compuestos afectaron determinados aspectos de la salud reproductiva, tales como los niveles hormonales.

“Nuestro estudio demuestra que la exposición a ciertos ftalatos puede reducir las posibilidades de concepción para parejas sanas”, dijo la autora principal del estudio, Germaine M. Buck Louis, PhD., Directora de la División de Investigación Intramuros de la Salud de la Población de los NIH del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NICHD) Eunice Kennedy Shriver. “Muchas personas han sido expuestas a estos compuestos, así que es importante seguir investigando para ver si tienen algún efecto sobre la salud”.

El estudio se publicó en línea en la revista Fertilidad y Esterilidad.  Además de la Dra. Buck Louis y sus colegas del NICHD, el estudio también incluyó a investigadores de la Escuela de Salud Pública de Texas A & M en College Station, del Departamento de Salud del Estado de Nueva York, y de la Universidad de Albany de la State University de Nueva York.

En su artículo, los autores citan estudios previos de otros investigadores que encontraron altas concentraciones de BPA y otros ftalatos entre las parejas que buscaban tratamiento para la infertilidad.  Un estudio encontró que los hombres con un alto nivel de BPA tenían niveles de testosterona reducidos.  Otro estudio encontró que los hombres con una alta concentración de BPA tenían una reversión en la proporción de testosterona a estradiol, una hormona relacionada al estrógeno.  Numerosos estudios encontraron que, en comparación con los pacientes de infertilidad sin altos niveles de BPA, las mujeres que buscaban tratamiento para la infertilidad tenían niveles más bajos de estradiol, menos óvulos, tasas más bajas para la implantación del óvulo fecundado y menores tasas de embarazo.  Del mismo modo, los autores señalaron que los estudios en animales de laboratorio sugieren que el BPA y otros ftalatos pueden obstaculizar la maduración de los óvulos, afectar la producción de hormonas reproductivas y alterar el desarrollo de los órganos reproductivos.

Para el presente análisis, los investigadores estudiaron a parejas que no estaban siendo tratadas por infertilidad, pero que sí estaban tratando de concebir un hijo.  Entre el 2005 y el 2009, los investigadores inscribieron a 501 parejas de cuatro condados en Michigan y 12 condados en Texas. Las parejas fueron parte del estudio de la Investigación Longitudinal de la Fertilidad y el Medio Ambiente (LIFE), establecido para examinar la relación entre la fertilidad y la exposición a productos químicos del medio ambiente y estilo de vida. Análisis previos al estudio LIFE detectaron que altos niveles de PCB así como de plomo y cadmio también estaban vinculados con el retraso del embarazo.

Las mujeres que participaron en el estudio tenían entre 18 y 44 años de edad, y los hombres eran mayores de 18 años. Las parejas proporcionaron muestras de orina que se analizaron para determinar la presencia de BPA y los otros 14 compuestos de ftalato.  Las mujeres llevaron un diario para anotar sus ciclos menstruales cada mes, las relaciones sexuales y los resultados de las pruebas de embarazo caseras. A las parejas se les hizo un seguimiento hasta el embarazo o hasta un año de intentarlo.

Los investigadores calcularon la probabilidad de que una pareja logre el embarazo mediante el uso de una herramienta estadística llamada razón de posibilidades de fecundidad o “fecundability odds ratio” (FOR). La medida estima la probabilidad de embarazo de las parejas en cada ciclo, en función de sus concentraciones urinarias de los compuestos. Una proporción menor a uno sugiere un tiempo más largo para lograr el embarazo, mientras que una proporción mayor sugiere un menor tiempo para lograr el embarazo.
Las concentraciones de BPA no se asociaron con un tiempo más largo de embarazo; sin embargo, las concentraciones urinarias masculinas de los tres metabolitos de ftalatos sí se asociaron con aproximadamente un aumento del 20 por ciento en el tiempo que le tomó a la pareja concebir:

Las concentraciones urinarias femeninas de estos tres metabolitos no se asociaron con un retraso en el embarazo.

“Los retrasos en el embarazo que vimos eran comparables a aquellos observados por fumar cigarrillos o por la obesidad”, dijo la Dra. Buck Louis.

La Dra. Buck Louis agregó que los resultados demuestran que es importante estudiar a ambos integrantes de la pareja cuando se evalúan los efectos de sustancias ambientales con respecto a los resultados del embarazo.  Si los investigadores sólo hubiesen estudiado a la mujer, agregó, habrían pasado por alto la asociación entre estos tres ftalatos y un retraso en el tiempo que llevó a las parejas a alcanzar el embarazo.

“Evidentemente, en este tipo de estudios, los varones sí importan”, dijo.

Según los CDC, el mono-metil-ftalato se excreta en la orina de personas expuestas a ftalato de dimetilo, que se utiliza en la fabricación de propulsor de cohetes y en productos de consumo tales como repelentes de insectos y plásticos.  El mono-n-butil ftalato, excretado en la orina de personas expuestas a los ftalatos dibutilo, se utiliza como aditivos para productos de cuidado personal tales como cosméticos y productos para las uñas y en las tintas de impresión, recubrimientos farmacéuticos e insecticidas.  El mono-ftalato de bencilo, excretado en la orina de personas expuestas al ftalato de bencilo y butilo, se utiliza en productos tales como baldosas de vinilo, adhesivos, selladores, productos para el cuidado de vehículos, y en algunos productos de cuidado personal.  Las personas expuestas al ftalato de bencilo y butilo también excretan pequeñas cantidades de mono-n-butil ftalato en su orina.

Los autores del estudio señalaron que estudios previos habían encontrado que los hombres con altas concentraciones de ftalato de monometilo tenían anormalidades en el semen y que los hombres con altas concentraciones de mono-n-butil ftalato tenían menor movilidad del esperma así como un menor conteo de espermatozoides.

###

Acerca del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD): El NICHD patrocina investigaciones sobre el desarrollo, anterior y posterior al nacimiento; salud materna, infantil y familiar; asuntos de reproducción biológica y demográficos; y la rehabilitación médica. Para más información, visite el sitio web del Instituto: http://www.nichd.nih.gov.  

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): Los NIH, conforman la agencia médica de investigación nacional que incluye 27 Institutos y Centros, siendo un componente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EEUU. Los NIH conforman la principal agencia federal que realiza y apoya la investigación básica, clínica, y la investigación médica aplicada; e investiga las causas, los tratamientos, y las curaciones para enfermedades comunes y raras. Para más información sobre NIH y sus programas, visite: http://www.nih.gov.

Last Updated Date: 03/05/2014
Last Reviewed Date: 03/05/2014

Contact Information

NIH News
NICHD Press Office
301-496-5133
Vision National Institutes of Health Home BOND National Institues of Health Home Home Storz Lab: Section on Environmental Gene Regulation Home Machner Lab: Unit on Microbial Pathogenesis Home Division of Intramural Population Health Research Home Bonifacino Lab: Section on Intracellular Protein Trafficking Home Lilly Lab: Section on Gamete Development Home Lippincott-Schwartz Lab: Section on Organelle Biology