Skip Navigation
  Print Page

Síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS): Otras preguntas frecuentes

Skip sharing on social media links
Share this:

En la sección Información sobre la enfermedad encontrará información básica sobre temas como "¿Qué es?" y "¿Cuántas personas tienen la enfermedad?". Además, en esta sección se responde a preguntas frecuentes específicas sobre un tema determinado.

¿Cuál es la apariencia de un ambiente seguro para dormir?
¿Se asfixiará mi bebé si lo pongo a dormir boca arriba?
¿Por qué no debo usar protectores acolchados en la cuna de mi bebé?
¿Dormir boca arriba hace que se le aplanen partes de la cabeza?
¿Pueden algunos monitores respiratorios o cardíacos detectar el SIDS antes de que ocurra?
Los posicionadores y otros productos, ¿pueden reducir el riesgo de SIDS?
¿Con qué tipo de apoyo cuentan los padres que perdieron a su bebé debido al SIDS?
¿Qué es la muerte súbita e inesperada del bebé (SUID por sus siglas en inglés)?
¿Cuáles son las causas de muerte infantil relacionadas con el sueño?

¿Cuál es la apariencia de un ambiente seguro para dormir?

Un ambiente seguro para dormir —uno en el que no haya nada que pueda ser peligroso para los bebés— reduce el riesgo de SIDS y otras causas de muerte infantil relacionadas con el sueño. Padres y cuidadores pueden crear un ambiente seguro para dormir de la siguiente manera:

  • Siempre colocar al bebé boca arriba para dormir, ya sea durante las siestas o por la noche.
  • Utilizar una superficie firme para dormir, como un colchón en una cuna que cumpla con los estándares de seguridad*, cubierto solo con una sábana ajustada.
  • No utilizar almohadas, mantas, pieles de oveja o protectores para cuna en ningún lugar de la zona de dormir del bebé.
  • Retirar los objetos y juguetes blandos y esponjosos y la ropa de cama suelta de la zona de dormir del bebé.
  • Asegurarse de que nada cubra la cabeza o el rostro del bebé.
  • Vestir al bebé con ropa de dormir, como un pijama entero, y no cubrirlo con una manta.
  • No fumar ni permitir que nadie fume cerca del bebé.
  • El bebé no debe dormir en la cama de un adulto, un sofá o una silla, ni solo, ni con usted u otra persona.

Para saber más sobre entornos seguros para dormir, lea la publicación del NICHD Reducir el riesgo de SIDS: ¿Cuál es la apariencia de un ambiente seguro para dormir? (PDF- 334 KB).

* Para más información sobre lineamientos de seguridad para cunas, comuníquese con la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo al 800-638-2772 o a través del sitio http://www.cpsc.gov/Safety-Education/Safety-Education-Centers/cribs/.

¿Se asfixiará mi bebé si lo pongo a dormir boca arriba?

No. Los bebés sanos naturalmente tragan o tosen los líquidos, es un reflejo que tienen todas las personas. Dado el lugar donde se encuentra la abertura de la tráquea en el organismo, es poco probable que los líquidos provoquen asfixia. De hecho, los bebés pueden expectorar mejor esos líquidos cuando están boca arriba.

Cuando el bebé está boca arriba, la tráquea queda por encima del esófago, el tubo que conduce al estómago. Cuando el bebé regurgita o tiene reflujo, el contenido estomacal debe luchar contra la gravedad para pasar por el esófago, ingresar a la tráquea y provocar asfixia. Cuando el bebé está boca abajo, esos líquidos saldrán del esófago y se acumularán en la abertura de la tráquea, lo que aumenta la probabilidad de asfixia.

Los casos de asfixia fatales son muy raros, a menos que estén relacionados con un problema de salud. La cantidad de muertes por asfixia no ha aumentado desde que comenzó a recomendarse poner a los bebés a dormir boca arriba. En la mayoría de los pocos casos informados de muerte por asfixia, el bebé estaba durmiendo boca abajo.1

¿Por qué no debo usar protectores acolchados en la cuna de mi bebé?

Las investigaciones actuales indican que los protectores acolchados para cuna o los moisés acolchados pueden causar lesiones o la muerte de los bebés.2

Antes de que se regulara la seguridad de las cunas, el espacio entre los barrotes de los lados de las cunas podía ser de cualquier medida y, si era demasiado ancho, podía poner en peligro a los bebés. Padres y cuidadores utilizaban protectores acolchados para proteger a los bebés. Sin embargo, ahora que las cunas deben cumplir con estándares de seguridad, los barrotes ya no son tan peligrosos. Por lo tanto, ya no se necesitan los protectores.

La evidencia no apoya el uso de protectores para cuna para evitar las lesiones. Además, la evidencia muestra que los protectores para cuna pueden causar lesiones graves y la muerte. Mantenerlos fuera de la zona de dormir del bebé es el mejor modo de evitar estos peligros.

¿Dormir boca arriba hace que se le aplane la parte posterior de la cabeza?

El cráneo de los bebés es blando y está formado por varias placas óseas. Estas placas móviles tienen espacios entre ellas, llamadas suturas, que permiten que la cabeza sea flexible para que el cerebro crezca. Si la cabeza permanece en la misma posición durante períodos prolongados (como cuando el bebé está acostado boca arriba o sentado en una silla para coche o un portabebé), las placas se mueven de tal modo que puede aplanarse una parte de la cabeza.

El término utilizado para describir una cabeza aplanada o deformada es plagiocefalia posicional. Los médicos también usan el término braquicefalia para describir el aplanamiento en la parte posterior del cráneo. La plagiocefalia posicional y la braquicefalia suelen presentarse juntas.

Muchos casos de plagiocefalia posicional se pueden prevenir (y a veces corregir) al cambiar la posición del bebé para dejar de ejercer presión en la parte posterior de la cabeza. Cambiar la posición del bebé incluye:

  • Permitir que el bebé esté algún tiempo boca abajo ("Tummy Time") cuando está despierto y supervisado. El tiempo boca abajo no solo ayuda a evitar que se aplanen partes de la cabeza, sino que también ayuda a fortalecer los músculos de la cabeza, el cuello y los hombros como parte de un desarrollo normal.
  • Padres y cuidadores deben dejar al bebé boca abajo varias veces al día  durante períodos breves, siempre supervisado, hasta que el bebé se acostumbre a estar boca abajo. Una vez que los bebés empiezan a disfrutar de esta posición, los padres pueden dejarlos boca abajo más tiempo o más veces al día.
  • Cambiar el sentido en el que se acuesta al bebé en la cuna semana a semana. Por ejemplo, que los pies del bebé apunten hacia un lado de la cuna algunos días y luego hacia el otro lado otros días. Este cambio hará que el bebé gire la cabeza en diferentes direcciones y así se evitará que descanse todo el tiempo en la misma posición.
  • Evitar que el bebé pase demasiado tiempo en sillas para coche, portabebés y sillas mecedoras cuando está despierto. En cambio, durante el día sosténgalo con frecuencia en posición erguida, apoyado sobre uno de sus hombros.
  • Cambie la ubicación de la cuna del bebé en la habitación para que tenga que mirar en diferentes direcciones para ver la puerta o la ventana.

Es importante mencionar que si bien dormir boca arriba aumenta el riesgo de tener zonas planas en la cabeza, esto es mucho menos grave que el SIDS y con frecuencia se puede prevenir y tratar. Los padres no deben dejar de poner a sus bebés boca arriba a la hora de dormir, sino que deben asegurarse de ponerlos boca abajo bastante tiempo cuando están despiertos y usar las técnicas de cambio de posición. Si tiene inquietudes respecto a la forma de la cabeza de su bebé, hable con el médico.

¿Pueden algunos monitores respiratorios o cardíacos detectar el SIDS antes de que ocurra?

Algunos monitores respiratorios y cardíacos afirman poder detectar el SIDS antes de que ocurra. Si bien el médico puede indicar el uso de estos productos para controlar determinados problemas de salud, las investigaciones muestran que estos monitores no son efectivos para detectar el SIDS o reducir el riesgo.

El Estudio colaborativo de evaluación del monitoreo de bebés en el hogar (CHIME) ,dirigido por el NICHD, evaluó a bebés con alto riesgo de SIDS para determinar si estos monitores podían identificar situaciones peligrosas para los bebés y, tal vez, reducir el riesgo de SIDS. Los hallazgos de la investigación llevaron a la Academia Americana de Pediatría a recomendar que no se usaran estos monitores para prevenir el SIDS o identificar a bebés con riesgo de SIDS.3

Tenga en cuenta que los monitores respiratorios, cardíacos y otros monitores especiales para uso en el hogar no son los mismos que los monitores que permiten a los cuidadores ver y/u oír al bebé desde otra habitación (los llamados "baby call"). Estos últimos en general son útiles para alertar a los cuidadores de que el bebé está despierto, pero no reducen o detectan el SIDS.

Los posicionadores y otros productos, ¿pueden reducir el riesgo de SIDS?

Algunos productos afirman prevenir el SIDS o colocar al bebé en una posición segura para dormir. Algunos de estos productos son:

  • Sujeta-bebés
  • Posicionadores
  • Colchones especiales
  • Superficies especiales para dormir

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos, la Administración de Medicamentos y Alimentos y la Academia Americana de Pediatría adviertien contra el uso de estos productos debido a los peligros que conllevan para los bebés y porque no hay evidencia de que reduzcan el SIDS.2

¿Con qué tipo de apoyo cuentan los padres que perdieron a su bebé debido al SIDS?

Una de las cosas más importantes a recordar cuando muere un bebé a causa del SIDS es que las familias no tienen la culpa. Todavía se desconocen las causas del SIDS. Si bien hay formas de reducir el riesgo, no hay una manera definitiva de evitar que ocurra.

Hay diversos recursos disponibles para ayudar a las familias que perdieron a un bebé debido al SIDS. Hablar con otros padres o cuidadores que perdieron a un bebé a causa del SIDS puede ayudar. Un médico también podría recomendarle recursos y grupos de ayuda locales.

Los padres también pueden recibir apoyo a nivel comunitario y estatal a través del Centro Nacional de Recursos sobre SIDS/SUID External Web Site Policy. El centro ofrece recursos para padres y cuidadores External Web Site Policy que sufren por su pérdida, incluido el documento La muerte de un niño: El dolor de los padres, un camino a recorrer toda la vida (PDF - 470 KB) External Web Site Policy.

¿Qué es la muerte súbita e inesperada de un niño (SUID por sus siglas en inglés)?

Cada año, en los Estados Unidos mueren miles de bebés de forma súbita e inesperada. Estas muertes se conocen como "muerte súbita e inesperada de un niño" (SUID por sus siglas en inglés).

Las SUID incluyen todas las muertes inesperadas, es decir, las que no tienen una causa clara, como el SIDS, y las que tienen una causa determinada, como la asfixia. Aproximadamente la mitad de los casos de SUID son por SIDS. Muchas muertes inesperadas de bebés son accidentales, pero una enfermedad o algo hecho a propósito también pueden llevar a que un bebé muera de manera súbita e inesperada.4

¿Cuáles son las causas de muerte infantil relacionadas con el sueño?

Las muertes de bebés relacionadas con el sueño están vinculadas a cómo duerme o dormía el bebé. Se deben a causas accidentales como:

  • Asfixia
  • "Atrapamiento", cuando el bebé queda atrapado entre dos objetos, como un colchón y la pared, y no puede respirar
  • Estrangulamiento, cuando algo ejerce presión sobre o se enrosca alrededor del cuello del bebé e impide la entrada de aire

Estas muertes no son casos de SIDS.2


  1. Hunt, C. E., Lesko, S. M., Vezina, R. M., McCoy, R., Corwin, M. J., Mandell, F., et al. (2003). Infant sleep position and associated health outcomes. Archives of Pediatric and Adolescent Medicine, 157, 469-74. Obtenido el 18 de junio de 2012 de http://archpedi.jamanetwork.com/article.aspx?volume=157&issue=5&page=469 External Web Site Policy[arriba]
  2. Academia Americana de Pediatría (2011). SIDS and other sleep-related infant deaths: Expansion of recommendations for a safe infant sleeping environment. Pediatrics, 128, 1030-1039. Obtenido el 6 de junio de 2012 de http://pediatrics.aappublications.org/content/128/5/e1341.full External Web Site Policy[arriba]
  3. Grupo de Trabajo sobre Síndrome de Muerte Súbita del Lactante de la Academia Americana de Pediatría (2005). The Changing Concept of Sudden Infant Death Syndrome: Diagnostic Coding Shifts, Controversies Regarding the Sleeping Environment, and New Variables to Consider in Reducing Risk. Pediatrics, 116, 1245-1255 [arriba]
  4. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2012). Sudden Unexpected Infant Death (SUID). Obtenido el 15 de junio de 2012 de http://www.cdc.gov/sids/index.htm [arriba]

​​​
Last Updated Date: 03/19/2014
Last Reviewed Date: 04/12/2013
Vision National Institutes of Health Home BOND National Institues of Health Home Home Storz Lab: Section on Environmental Gene Regulation Home Machner Lab: Unit on Microbial Pathogenesis Home Division of Intramural Population Health Research Home Bonifacino Lab: Section on Intracellular Protein Trafficking Home Lilly Lab: Section on Gamete Development Home Lippincott-Schwartz Lab: Section on Organelle Biology