Skip Navigation
  Print Page

Trastornos del piso pélvico: Otras preguntas frecuentes

Skip sharing on social media links
Share this:

En la sección Información sobre la enfermedad encontrará información básica sobre temas como "¿Qué son?" y "¿Cuántas personas tienen estos trastornos?". Además, en esta sección se responde a Preguntas frecuentes específicas sobre un tema determinado.

¿Se pueden prevenir los trastornos del piso pélvico?
¿Qué puedo hacer para reducir o aliviar los síntomas?
¿Debo consultar a un médico sobre mis síntomas?
¿Qué es una "malla" para la cirugía del piso pélvico? ¿Es segura?

¿Se pueden prevenir los trastornos del piso pélvico?

Las investigaciones sobre la posibilidad de prevenir los trastornos del piso pélvico (PFD por sus siglas en inglés) apenas han comenzado. Tradicionalmente, se enseña a las mujeres algunas medidas que pueden tomar para disminuir el riesgo de tener un problema del piso pélvico1:

  • Mantener un peso saludable o bajar de peso (si tienen sobrepeso). Las mujeres con sobrepeso u obesidad son más propensas a tener problemas del piso pélvico.1
  • Llevar una dieta con alto contenido de fibras y beber abundante líquido. Esto promueve un funcionamiento intestinal normal y reduce el riesgo de tener estreñimiento. Prevenir el estreñimiento puede reducir el riesgo de algunos trastornos del piso pélvico.2
  • No fumar. Fumar puede provocar tos crónica, lo que genera tensión en el piso pélvico.
  • Hacer ejercicios de Kegel con regularidad para mantener los músculos del piso pélvico tonificados. Para que sean efectivos, los ejercicios de Kegel se deben realizar de manera correcta y rutinaria. Un médico puede ayudar a una mujer que no sabe si está ejercitando los músculos correctos.3

Algunas mujeres embarazadas se preguntan si pueden prevenir los problemas del piso pélvico al tener un parto por cesárea en vez de un parto vaginal. La respuesta no es clara. Hay mujeres que nunca tuvieron un embarazo pero igual desarrollan problemas del piso pélvico, mientras que otras mujeres con varios embarazos no los desarrollan. Someterse a una cesárea presenta otros riesgos significativos que se deben considerar.4

Si está embarazada y le preocupa la posibilidad de tener problemas del piso pélvico en el futuro, consulte a su médico.

¿Qué puedo hacer para reducir o aliviar los síntomas?

Los investigadores están estudiando activamente formas de reducir o aliviar los síntomas, como:

  • Evitar los alimentos y las bebidas que estimulan la vejiga o los intestinos. Hay alimentos y bebidas que pueden estimular la vejiga y hacer que necesite ir al baño con más frecuencia, como las bebidas con cafeína, las frutas y las bebidas cítricas, los endulzantes artificiales y las bebidas alcohólicas. Evitar la cafeína y las comidas picantes puede ayudar a reducir la probabilidad de que tenga deposiciones flojas.4
  • Llevar una dieta con alto contenido de fibra. Las fibras ayudan al organismo a digerir los alimentos y evitan el estreñimiento, lo que hace que no deba hacer fuerza para movilizar el intestino. Las fibras se encuentran en frutas, verduras y legumbres (como frijoles y lentejas) y en los granos integrales. También hay suplementos a base de fibras.
  • Bajar de peso. En las mujeres con sobrepeso, adelgazar puede reducir los problemas con el control de la vejiga y los síntomas de prolapso de los órganos pélvicos, ya que reduce la presión sobre los órganos pélvicos.
  • Entrenamiento de la vejiga. Esto implica ir al baño en horarios determinados, para recobrar el control de la vejiga. Por ejemplo, una mujer comienza a ir al baño cada 60 o 90 minutos y luego, a medida que pasan los meses, va aumentando el tiempo con la meta de ir al baño cada dos horas y media o tres horas.

¿Debo consultar a un médico sobre mis síntomas?

Sí. No espere hasta que los síntomas sean "realmente malos" para obtener ayuda. Sin tratamiento, los síntomas pueden empeorar y afectar su autoestima, su capacidad para desempeñar bien su trabajo, sus relaciones y muchos otros aspectos de su vida cotidiana. Además, comprar productos para lidiar con los síntomas de los problemas de control de la vejiga o el intestino puede ser costoso.6, 7

Consulte a su médico si ve o siente un bulto de tejido en la vagina o tiene algún otro síntoma, incluido cambios en el control de la vejiga y el intestino.8

¿Qué es una "malla" para la cirugía del piso pélvico? ¿Es segura?

Una malla quirúrgica es un dispositivo médico que se implanta permanentemente para brindar fuerza y sostén a tejidos debilitados o dañados. En una cirugía del piso pélvico, se utilizan uno de dos tipos de mallas:

  • La malla vaginal repara el prolapso de los órganos pélvicos al reforzar la pared vaginal.
  • El cabestrillo mediouretral trata la incontinencia urinaria por esfuerzo al brindar apoyo a la uretra.

Si bien ambos tipos de mallas han sido aprobados por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), la agencia está investigando informes sobre problemas con la malla vaginal. Para más información sobre las investigaciones de la FDA y los problemas asociados a la malla vaginal, visite la página Implantes de mallas quirúrgicas uroginecológicas en el sitio web de la FDA.


  1. Nygaard, I., Barber, M. D., Burgio, K. L., Kenton, K., Meikle, S., Schaffer, J., et al. (2008). Prevalence of symptomatic pelvic floor disorders in U.S. women. JAMA, 300, 1311-1316. [arriba]
  2. Wesnes, S. L., & Lose, G. (2013). Preventing urinary incontinence during pregnancy and postpartum: a review. International Urogynecology Journal [Publicado electrónicamente previo a su publicación en papel], de http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23436034 [arriba]
  3. Cámara Nacional de Información sobre Enfermedades Renales y Urológicas (2012). Kegel exercise tips. Obtenido el 22 de mayo de 2012 de http://kidney.niddk.nih.gov/kudiseases/pubs/bcw_ez/insertC.aspx [arriba]
  4. Viswanathan, M., Visco, A. G., Hartmann, K., Wechter, M. E., Gartlehner, G., Wu, J. M., et al. (2006). Cesarean delivery on maternal request. Evidence report/technology assessment no. 133. Rockville, MD: Agencia para la Investigación y la Calidad del Cuidado de la Salud (AHRQ). [arriba]
  5. Sociedad Americana de Uroginecología. (2008). Fecal incontinence. Obtenido el 21 de mayo de 2012 de http://www.voicesforpfd.org/p/cm/ld/fid=20 Política de Sitio Web Externo [arriba]
  6. Landefeld, C. S., Bowers, B. J., Feld, A. D., Hartmann, K. E., Hoffman, E., Ingber, M. J., et al. (2008). National Institutes of Health state-of-the-science conference statement: Prevention of fecal and urinary incontinence in adults. Annals of Internal Medicine, 148, 449-458. [arriba]
  7. Sociedad Americana de Uroginecología. (n.d.). How to talk about PFD. Obtenido el 21 de mayo de 2012 de http://www.voicesforpfd.org/p/cm/ld/fid=33 Política de Sitio Web Externo [arriba]
  8. Asociación Nacional de Continencia (2010). Seeking treatment. Obtenido el 22 de mayo de 2012 de http://www.nafc.org/seeking-treatment Política de Sitio Web Externo [arriba]
  9. Administración de Medicamentos y Alimentos  de los EE.UU. (2012). Urogynecologic surgical mesh implants. Obtenido el 27 de junio de 2012 de http://www.fda.gov/MedicalDevices/ProductsandMedicalProcedures/ImplantsandProsthetics/UroGynSurgicalMesh/default.htm?utm_campaign=Google2&utm_source=fdaSearch&utm_medium=website&utm_term=mesh&utm_content=3[arriba]

Last Updated Date: 12/06/2013
Last Reviewed Date: 09/13/2013
Vision National Institutes of Health Home BOND National Institues of Health Home Home Storz Lab: Section on Environmental Gene Regulation Home Machner Lab: Unit on Microbial Pathogenesis Home Division of Intramural Population Health Research Home Bonifacino Lab: Section on Intracellular Protein Trafficking Home Lilly Lab: Section on Gamete Development Home Lippincott-Schwartz Lab: Section on Organelle Biology